Carisma y Espiritualidad

EL CARISMA

de la Congregación es el seguimiento de Jesucristo a través del testimonio de vida y la predicación del Evangelio de forma itinerante, utilizando los medios de comunicación, las artes, retiros, seminarios, formación de pequeñas comunidades de vida, escuelas de Evangelización y acompañamiento material y espiritual en las parroquias asignadas.

LA ESPIRITUALIDAD

De los Predicadores de Cristo y María es profunda y esencialmente Cristocéntrica y mariana; proclama a Jesucristo como salvador y Señor, redescubriendo el papel del Espíritu Santo, experimentando su efusión y sus dones como los primeros cristianos asimilando profundamente el testimonio evangélico para Gloria de Dios Padre.

Reconocemos a La Santísima Virgen como modelo de seguimiento al Señor, estrella de la evangelización, guía y maestra de oración. Los predicadores honramos a la Santísima Virgen con actividades propias de la devoción mariana.

Tenemos como modelo de servicio Sacerdotal al Padre Rafael García Herreros (1909- 1992) quien por su testimonio de vida nos invita a trabajar por la santidad, tener un celo apostólico, mantener una coherencia de vida, amar el Sacerdocio, a luchar incansablemente por divulgar la Buena Nueva de todas las formas posibles, ser punto de encuentro entre ricos y pobres, contribuir en la Renovación de la Iglesia movidos siempre por un profundo amor a Jesucristo.